Cómo superar el examen oral y no morir en el intento, 11 de mayo 2024

         

No os vamos a mentir, superar un examen oral es difícil y supone constancia, esfuerzo y dedicación. Somos conscientes de que el examen oral angustia mucho y es normal ya que implica pasar por una experiencia a la que no solemos estar acostumbrados, por eso desde procesalcultural.com os queremos trasladar algunas sugerencias que pueden contribuir a mejorar vuestra seguridad de cara al examen:

1.- Estudiar hablando en alto:  Repetir los conceptos de forma oral, hace que nos acostumbremos a escuchar nuestra propia voz y que nos concentremos más en lo que tenemos que decir.

2.-Ser constantes: Aunque sea una obviedad, no os dejéis para el final el entrenamiento para el examen oral. Es preferible dedicarle todas las semanas unas horas, que dejarlo para el último momento y si podéis estudiar todos los días ¡mejor! Naturalmente, cuanto más tiempo le dediquéis a la asignatura, más confianza vais a adquirir y más preparados os sentiréis.

3.-Técnicas audiovisuales: Por un lado, grabación de las lecciones o de las preguntas y, por otro, practicar frente a un espejo para conseguir mayor seguridad progresivamente.

4.- Evitar el miedo escénico: Conocer el aula donde se va a realizar el examen e ir personalmente para ver las instalaciones y cómo es el lugar. De esa manera, estaremos más familiarizados con la clase y eso aporta tranquilidad.

5.-Simulación: Practicar con algún ser querido, amigo, familiar que se preste a escucharos y hacer de “examinador”.

6.-Aceptación de la angustia:  Asumir que el examen oral es un reto y que se trata de una experiencia estresante e intentar reconocer que es difícil, pero no imposible y repetirnos que lo vamos a conseguir con una actitud positiva.

7.-Respiración: La respiración es fundamental en nuestra vida, de modo que, en los momentos previos al examen, procurad concentraros en la respiración, aunque sea por unos breves instantes, eso propicia serenidad en un momento de estrés.

8.- Control de nervios: Identificad cuáles son los signos internos y externos que os agobian e intentad paliarlos. ¿Cómo? Si, por ejemplo, tengo sed, llevad siempre una botella de agua, si me sudan las manos, y eso naturalmente me incomoda, ponedle remedio teniendo cerca un pañuelo. En definitiva, buscad una solución fácil que os ayude a gestionar mejor esos miedos.

9.-Concentración: Focalizar toda nuestra atención en el objetivo final que será superar el examen oral o al menos haberlo intentado. No pasa nada si no se logra en la primera convocatoria, lo importante es seguir concentrándose en nuestra meta que es finalmente conseguirlo y no perder de vista esa meta.

10.- Bailar como si no hubiera un mañana: El día del examen, antes de salir de casa, escoged una canción que os guste y bailad para liberar toda la tensión. No es una broma, ¡funciona!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *