Hábitos procesales, 11 de marzo 2024

Adquirir hábitos en la vida es esencial para mantener un orden que nos permita estar más centrados y por eso os indicamos algunas sugerencias que os pueden servir para interiorizar mejor el Derecho procesal:

1.- “RADAR PROCESAL”. La idea es que a partir de ahora activéis vuestro radar procesal. Esto ¿en qué consiste? Muy fácil, se trata de estar pendientes de lo que se escucha y lee en distintos medios de comunicación (prensa, radio, televisión, redes sociales, etc.) y que seamos capaces de identificar la terminología procesal. De ese modo, nos va a resultar mucho más fácil aprender la disciplina.

2.- ASISTENCIA A JUICIOS. Es absolutamente indispensable que conozcamos qué es lo que sucede en la vida real. Para ello conviene ir presencialmente a las salas de vistas en los juzgados y que, así podamos ir reconociendo los distintos órganos jurisdiccionales (art. 26 LOPJ) de una forma más dinámica. Si además lo hacemos conscientemente (mediante la utilización de una ficha de asistencia a juicios), seremos capaces de comprender mejor las instituciones. Y no hay que olvidar llevar una libreta para tomar notas, de manera que podamos luego recordar mejor lo que hemos visto.

3.- “FAMILIARIZARNOS CON EL DERECHO PROCESAL” ¿Cómo podemos conocer más Derecho Procesal? Recomendamos utilizar distintas metodologías, pero fundamentalmente os proponemos como punto de partida la lectura de la exposición de motivos de las leyes más relevantes (LOPJ, LEC, LECRIM). A continuación, sería conveniente acudir a los manuales de referencia. Repasar nuestros conocimientos con el estudio de los esquemas de Tirant Prime y, por último, los formularios procesales nos van a servir para saber cómo se pone en práctica la teoría. Con todo esto podréis adquirir una mayor seguridad en el terreno procesal. Nuestro consejo es comenzar poco a poco e ir aumentando gradualmente el tiempo de dedicación a esa área de conocimiento jurídica.

4.-«VIVIR EN PRIMERA PERSONA» el DERECHO PROCESAL e «INTERIORIZARLO».  Una de las mejores maneras para retener y recordar el Derecho Procesal consiste en aprender lo que estamos estudiando como si nos estuviera pasando a nosotros. Si pensamos que lo estamos viendo en clase nos puede suceder, nos resultará mucho más sencillo averiguar cómo debemos actuar desde la perspectiva procesal. Estamos ante una disciplina eminentemente práctica, aprovechad esa ventaja. 

5.-«CARIÑO PROCESAL». Si nos acercamos al Derecho procesal con una actitud positiva, receptiva y de afecto, contribuiremos a adquirir destrezas en este ámbito de una forma más eficaz y  enfocándolo como pequeños retos diarios.  No olvidemos que, de nosotros depende, en gran parte, cómo decidimos enfrentranos al estudio de esta disciplina y si partimos con ilusión, será menos costoso el esfuerzo que realizaremos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *